Arriba, abajo, suelto o mojado

                                                Por Victòria Bafalluy. Publicado en INTROVERSION Marzo 2018.

Dicen que las mujeres somos complicadas con la ropa interior, pero lejos de la complicación, esta última década, podríamos hablar hasta de absurdidad  de cómo  han lucido los calzoncillos algunos hombres.
Vayamos por partes. Hace unos 10 años la goma del calzoncillo empezó a asomar por encima de la cinturilla del pantalón. Hasta ahí, aceptable. El sexo masculino optó por renovar más a menudo su cajón de moda íntima, coordinando incluso colores con sus looks exteriores. El problema vino después. Miles de adolescentes y no tan adolescentes, comenzaron a comprarse los pantalones 2 o 3 tallas más grandes, con el mero objetivo de enseñar no solo la goma del calzoncillo, sino la prenda casi al completo. El panorama fue irrisorio, parecían pingüinos andando y luchando por no perder los pantalones.

Pero la cosa no terminó ahí. El calzoncillo tenía que cobrar protagonismo, incluso en la playa o en la  piscina, ¿solución?, dejárselo puesto bajo el bañador, el cual también aumentaba unas tallas y descendía bastantes centímetros. Otro panorama caricaturesco. Prendas íntimas descoloridas por el cloro de las piscinas o salitre del mar. Por no hablar de temas higiénicos…

 Y por último, no puedo dejar de hablar de los calzoncillos sueltos de tela, una moda que surgió en los 80 y en la que muchos hombres se han estancado. Son monos, graciosos, cómodos y fresquitos, pero no aptos para todo tipo de pantalón. Es innegable que ahora se llevan los pantalones de pitillo y resulta un secreto de estado de cómo, algunos usuarios, se embuten en ellos con un bóxer de este tipo. Reconozco que marido me enamoró a finales de los 80 (entre otras cosas) con unos bóxers de tela, estampados con elefantitos verdes, tan cuquis…pero evolucionó, eso sí, dando prioridad a la comodidad y estética.

                                                                   Bóxer Calvin Klein

© Paris Chic BCN 2019

Contacto

Corsetería Paris Chic

C. Floridablanca, 80

08015 Barcelona

93 424 66 76