DAR LA TALLA

“DAR LA TALLA”       Publicado en la revista INTROVERSION por Victoria Bafalluy

Vayamos por partes…En primer lugar, hay que partir de la base que el Ministerio de Sanidad considera tallas especiales a partir de la 48, el problema es que hay un caos en el tallaje español, provocando a su vez, un tremendo lío entre los consumidores. No me cansaré de decirlo, la mayoría de mujeres españolas ignora  su talla y especialmente la de sujetador. Pero, en corsetería; ¿qué consideramos una talla generosa? En realidad, no solo es una cuestión de números, la copa, junto a la complexión de la mujer determinarán la talla más o menos especial de la consumidora. Una espalda ancha favorece la sujeción mamaria, en cambio una estrecha, tiene menor sujeción. Cada mujer es distinta, hasta las poblaciones mundiales lo son.

Con el gobierno de Zapatero ya se pidió en el Senado una unificación de tallas de la mujer española, porque claro, cada país es un mundo. Consistía en conocer las medidas de una muestra representativa de la población femenina para favorecer la fabricación de ropa más cercana a la realidad española. Después se seguiría con los hombres. Así nacieron las famosas mujeres “diábolo”, “cilindro” y “campana”, ¿recordáis? El paso siguiente era crear nuevos tallajes con esa información, pero, actualmente, ese proyecto está paralizado, cuatro ministros de Sanidad después y casi 2 millones de euros gastados.

Y si existe tal caos de tallas en la industria de la moda, imagináos en un mundo tan técnico como es el de la corsetería. El 90% de las consumidoras entran en una tienda diciendo su talla numérica de sujetador , obviando la copa. Hay una desinformación total del tema, pero eso no es lo peor, porque para asesorar ya estamos las tiendas especializadas.Exíste otro “handicap” importante y es asumir la talla.Me explico: cuando ofreces la talla y copa de sujetador adecuada a la clienta, vienen los peros…que si el tirante es muy ancho (claro, porque son los encargados de elevar la masa mamaria y no deben hacer surcos en los hombros), que si son muy anchos de espalda, que si los ven enormes,- ¡no,no y,no!, yo no tengo tanto pecho-  (pero si me acabas de decir tú misma que pierdes la comida entre tus pechos, el cinturón de seguridad intenta ahorcarte constantemente y nunca, jamás, puedes admirar tus zapatos nuevos)… ¿¡Cómo se entiende!?

El problema principal es  haber adquirido malos hábitos, el error de llevar sujetadores que no son de su talla, de hecho llevan años haciéndolo y desprenderse de esas malas costumbres no es tarea fácil.

Desde luego hay que convencer a los fabricantes que hagan más amplitud de tallas,con mayor abanico de precios, pero las mujeres con pechos generosos, debéis concienzaros en llevar el sujetador adecuado y para “dar la talla” con vuestra talla,sin duda,comprar en una tienda especializada con un buen asesoramiento, lo que yo llamo: cultura de probador.
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

© Paris Chic BCN 2019

Contacto

Corsetería Paris Chic

C. Floridablanca, 80

08015 Barcelona

93 424 66 76