“Poner poesía en nuestro negocio”

“Poner poesía en nuestro negocio”

Hace pocas semanas inauguró en Barcelona el centro comercial Las Arenas. El esperado acontecimiento que se ha demorado años, ha provocado opiniones de todo tipo: “no es tanto como decían…”, “ más de lo mismo”, “tiene tiendas muy bonitas” , “los accesos no son buenos”, “va a ser la bomba con la Feria al lado”etc., etc…

La cuestión es en cómo va afectar al comercio de barrio de las zonas más cercanas a Plaza España, porque no deja de ser una novedad y la competencia de muchos establecimientos. Todo esto unido a la crisis no da muchos ánimos a pequeñas tiendas de barrio.

Ahora más que nunca es momento de realizar “actos de fe”, al fin y al cabo la trayectoria de la vida de las personas está repleta de actos de fe, casarnos, tener hijos, emprender un negocio…Realizamos un voto de fe creyendo en uno mismo, trabajando  con calidad para crecer, siendo perseverantes en nuestros proyectos, en definitiva, vendiendo aquellas cosas en las que creemos.

Yo siempre he creído que una tienda es como un hijo, no se puede desatender y ahora más que nunca hay que estar ahí , al pie del cañón, luchando por algo que forma parte de nuestros sueños. Los comerciantes tenaces, de alguna manera, somos la resistencia silenciosa del sector textil y no podemos tirar la toalla porque nuestro sustento depende de ello. Estamos en un momento en  que hay que echar mano de la perseverancia, poner poesía a nuestro negocio, diferenciarse, crear un “establecimiento de autor” donde el mostrador es una frontera entre la vida y los clientes, con las vivencias que éstos te transmiten.

Como se suele decir, cuando sale el sol , sale para todos, todos los negocios tenemos las mismas oportunidades , pero no todos tienen tiempo de ponerle poesía a cada venta, a observar y escuchar a los compradores, a vivir sus experiencias, a sacarse el maquillaje y dar una sincera opinión, expulsar los sentimientos psicoanalizando al comprador y decirles “poéticamente” la verdad, lo que les queda bien o lo que les queda mal, para que ellos , en un acto de fe más, confíen en nosotros.

© Paris Chic BCN 2024

Contacto

Corsetería Paris Chic

C. Floridablanca, 80

08015 Barcelona

93 424 66 76