He tenido una pesadilla…

Esta noche he tenido una pesadilla: andaba sin rumbo fijo por las calles de mi barrio en Barcelona , rondaban las 7:00 de la tarde y ya se había hecho de noche. Me envolvía una oscuridad penetrante, estaba totalmente perdida en el que siempre había estado mi barrio, pero en aquellos momentos era incapaz de situarme. Todas las calles me parecían iguales, ni siquiera podía diferenciarlas. Buscaba desesperadamente algún punto de referencia, un cruce, un edificio, una tienda…¿una tienda?, ¿donde estaban las tiendas?,-me sorprendí. No habían tiendas, todo eran portales de edificios o locales con vidrios opacos utilizados a modo de oficinas. Cualquier comercio de alimentación, moda, complementos, papelería, peluqueria,… etc, había desaparecido del mapa. En aquellos momentos comprendí la soledad y la tristeza que sentía, toda aquella monotonía de las calles, supe el porqué de toda aquella oscuridad y entendí por que estaba perdida, sin rumbo…¡ habían desaparecido todas las tiendas del barrio!.

El fuerte impacto que me produjo aquel terrible descubrimiento, hizo que me despertara de un sobresalto.

Soy comerciante del barrio de Sant Antoni desde hace 17 años, también hija y hermana de comerciantes y durante los últimos 10 años no he dejado de escuchar barbaridades como que el pequeño comercio de barrio tiene los días contados, que especialmente las tiendas de moda acabarán concentrándose en centros comerciales cubiertos, en definitiva, que la pequeña tienda no tiene futuro.

Estoy hablando de comentarios, opiniones y declaraciones hechas, supuestamente, por grandes eminencias en el campo de la economía y las finanzas.

Yo, a estos “grandes entendidos” solo les diría tres cosas:

En primer lugar,el pequeño comercio, aunque ha perdido cuota de mercado en los últimos años por la creación de grandes cadenas y franquicias, continúa teniendo el trozo más grande de pastel, situándose por delante de cualquier otro canal de venta y dando trabajo a millones de personas.

En segundo lugar, decirles que el pequeño comercio ya hace años que se puso las pilas, renovando nuestros puntos de venta, informatizando el negocio, ganando en servicios de calidad, ofreciendo, (como aspecto diferenciador y del que todavía distan años luz los otros canales), un trato personal y de confianza a nuestros clientes con un asesoramiento totalmente profesional de los productos que ofrecemos.

Y por último,tan solo les preguntaría: ¿Cómo serian el calles de nuestras ciudades sin tiendas? , sencillamente, desoladas y tristes, como las de mi pesadilla.

© Paris Chic BCN 2022

Contacto

Corsetería Paris Chic

C. Floridablanca, 80

08015 Barcelona

93 424 66 76